Voluntades Anticipadas_Presentación y Modelo 

 

ntades Anticipadas_Presentación y Modelo

Luz Serena a 28 de marzo de 2018

 

Querid@s amig@s en el Dharma,

 

Hace tiempo que tengo el propósito de compartir con los practicantes y simpatizantes de la CBSZ y del Monasterio Luz Serena, así como con los diferentes Centros de práctica, un modelo de Documento de Voluntades Anticipadas (también llamado Testamento Vital) pensado para personas con orientación budista.

Actualmente en España se está viendo cómo en los medios de comunicación y en el discurso social están cada vez más presentes las cuestiones del final de la vida. Esto es, en parte, porque cada vez hay más personas sensibles a la ausencia de cordura en la forma de cuidar y tratar a las personas en proceso de morir y, también, porque nos vamos dando más cuenta del trauma que supone aplazar la consciencia de la inevitabilidad de la muerte hasta que ésta se impone dolorosamente en medio de una actitud social fóbica de negación.

Como practicantes y estudiantes de budismono debemos obviar las circunstancias en las que se sucede el proceso de morir en nuestro entorno. De hecho, lo mejor que podemos hacer cuando nos vemos en la situación es aportar generosamente la calidad de presencia que naturalmente surge de una práctica sincera y al mismo tiempo aprender humildemente de las enseñanzas que vigorosamente surgen de las situaciones y personas en el final de su vida.

Al mismo tiempo muchos de nosotros hemos realizado un proceso vital que incorpora valores y sensibilidades que pueden no ser conocidas o compartidas en nuestra familia o en los allegados, los cuales llegado el caso serían los interlocutores naturales para el equipo sanitario que hubiera de tratarnos.

 Por ello, por impulso del maestro Dokushô, me complace adjuntarte una propuesta-modelo de Documento de Voluntades Anticipadas que tiene un propósito doble:

  •  por un lado, puede ser un texto valioso para tomar consciencia en primera persona de los valores y también de los aspectos prácticos que debemos tener en cuenta enfrentados a nuestra finitud. Ypor lo tanto, también del valor de actualizar nuestra vida en el presente así como de nuestras relaciones.
  • Por otro, cumplimos con un deber de bondad y responsabilidad hacia nosotros mismos, descargando en buena medida a nuestras familias y amigos (así como al personal médico-sanitario) de zozobra, dudas, culpas y temores que surgen casi siempre en la toma de decisiones al final de la vida.

 

Recuerda que esta propuesta-modelo que te adjunto es un texto base que ha surgido de la experiencia de muchas personas que acompañan a otros al final de su vida. Al ser un texto base puedes personalizar lo eliminando, modificando y/o añadiendo tus propios deseos y voluntades.

Si crees que puedes aportar algo al texto para mejorarlo, o para atender necesidades que no estén contempladas, estaré encantada de recibir tus aportes. Hazlo escribiendo a la dirección de correo electrónico que señalo al final de esta carta.

Finalmente decirte que según tu domicilio pertenezca a una comunidad autónoma u otra estará regido por leyes autonómicas distintas. Hay nueve comunidades en España que tienen Ley propia de “Derechos y Garantías de la Dignidad de la persona en el proceso de muerte”. Estas comunidades son: Andalucía, Aragón, Islas Baleares, Navarra, Canarias, Galicia, País Vasco, Madrid y Asturias.

Todas vienen a decir prácticamente lo mismo, tienen un modelo medio copiado salvando las particularidades propias. Te animo a entrar en internet, poner en el navegador la ley que rige en tu comunidad y leerla. Cuando lo hagas verás que el marco jurídico bioético va muy por delante de los usos y costumbres que todavía lastran las condiciones para un buen morir en nuestra sociedad.

Para el resto de comunidades, aunque todavía no tengan una ley específica, rige lo dispuesto en la Ley Estatal 41/2002 de Autonomía del paciente, en el que en su Artículo 11 cobra plena importancia la Declaración de Voluntad Anticipada, y todo lo referente al Consentimiento Informado. A partir de la inscripción en el Registro correspondiente, una copia llegará a la intranet integrada del sistema de salud para que conste en tu historia clínica. También debes saber que puedes llevarlo a tu médico de Atención Primaria, y que él tiene la obligación de introducirlo en el sistema.

Si tuvieras alguna dificultad para elaborar tu DVA o registrarlo, o bien necesitas asesoramiento personalizado puedes contactarme, o contactar con la secretaría de la Fundación VBM (contacto@vivirunbuenmorir.es) y trataremos de ayudarte.

Que todo sea para el bien de todos los seres, recibe un saludo afectuoso en el Dharma

 

Mar López,

Instructora de meditación zen,

Presidenta de la Fundación Vivir un Buen Morir.